3 principios fundamentales del marketing por redes sociales

Para muchas empresas, el marketing en redes sociales ha dejado de ser una opción. Ha sido tan radical la manera en que hemos traducido nuestra comunicación a estas plataformas, que cada vez son más los consumidores que buscan una presencia digital de las marcas antes de comprar. Adicionalmente, el volumen de las audiencias que puedes encontrar en las redes sociales más establecidas es tan grande, y tan segmentable, que para los negocios sería una oportunidad desperdiciada ignorarlas. 

Además hay que considerar que el marketing en redes sociales tiene mucha escalabilidad, con inversiones que se ajusten a pequeños negocios o a corporaciones multinacionales. Es fácil entender por qué casi todas las empresas hacen por lo menos un intento por posicionarse en las plataformas digitales. Y sin embargo, para muchos este es un proceso frustrante, largo, confuso e irritantemente diferente a la experiencia de usar redes sociales personalmente. Esto es muy común entre emprendedores, que al intentar hacer que sus empresas despeguen, se ven en la necesidad de operar sus redes sociales ellos mismos.

Si estás emprendiendo, y estás pensando en usar el marketing digital para tu empresa, te conviene seguir leyendo. En este artículo te dejaremos 3 principios fundamentales para que te guíes en el proceso de marketing en redes sociales. 

Atrae y vende 

Una práctica increíblemente común en las redes sociales de empresas, es únicamente hacer publicaciones que explícitamente intentan vender. Posts acerca de los beneficios de tus productos, tus puntos de venta, o la promoción del mes, son importantes, y deben estar presentes en tu comunicación digital. Sin embargo, por sí solos estos posteos no lograrán un gran impacto, a menos de que utilices dispositivos de exposición por paga, lo cual puede subir significativamente la inversión, y aún producir resultados mixtos. 

En lugar de eso, te recomendamos que pienses en contenido que sea de interés y utilidad para tu audiencia meta. Posteos como tutoriales, contenido de humor, o artículos de blogs (¡como este!) son excelentes para atraer la atención de los usuarios que te interesan, motivarlos a compartir tu contenido, y así hacer crecer tu audiencia, generando una comunidad de personas que tienen una conexión genuina con tu marca. De esta manera, cuando publiques incentivos más directos a la compra, estos tendrán un mayor alcance, y tendrán mejores posibilidades de recibir la atención de tus seguidores. Si logras combinar ambos tipos de contenido, creando posteos que sean de gran utilidad para la audiencia, y que además incentiven de manera indirecta a la compra u otro tipo de conversiones útiles, mejor.  

Este balance es crucial para tener una buena estrategia de redes sociales, y funciona a niveles tanto orgánicos como pagados. Un buen lugar para empezar es analizar qué contenidos disfrutas o sigues tú mismo en redes sociales, y preguntarte por qué. Esto te ayudará a ponerte en los zapatos de tus compradores ideales, y ayudará a crear contenido que les interese a ellos. 

Llévalos de viaje

Es fundamental entender la experiencia de tu audiencia mientras interactúa con tu marca. Es tal vez más fundamental controlar esta experiencia. Recuerda que es poco probable que una persona navegando en sus redes sociales vea una publicación de una marca que no conoce y de inmediato tome una acción como comprar. Tienes que desarrollar una relación con ellos, creando una experiencia que se sienta orgánica pero que esté especialmente diseñada para que tomen las acciones que buscan. 

Es útil pensarlo en términos de un viaje. Un viaje que empieza con la persona descubriendo tu marca en redes sociales. ¿Cómo sucede esto? Tal vez es una persona que consume muchos tutoriales en redes, así que es más probable que la misma plataforma le recomiende un tutorial. Así que creas un contenido dirigido a eso. Una vez que vio tu video, y que idealmente reaccionó a él, es más probable que vea más videos, o que se meta a tus perfiles a explorar y te siga, buscando más contenido de ese tipo. ¿Después? Bueno, tal vez anuncias un manual que complementa los tutoriales que tanto les gusta, y que se descarga en tu página. De pronto, la persona está en tu página, descubriendo más sobre tu producto y tu marca, y sobretodo, dejáandote su correo electrónico para poder descargar ese manual tan útil. Así que le envías más tutoriales y manuales por correo, que sabes que son de su interés, así que siempre hay una buena posibilidad de que los abra e interactúe con ellos. Estos correos pueden incluir más información acerca de tu producto, y tal vez una promoción específica para él. El resto es historia. 

Los datos son tu mejor amigo 

Una estrategia de marketing para redes sociales, como la que describimos en el punto anterior puede tener mucho sentido y prometer resultados. Sin embargo, cuando empieces a ejecutarla, probablemente te encuentres con que las cosas rara vez son sencillas. Es muy probable que tengas resultados mixtos en diferentes momentos, y que no estés seguro de por qué.

Afortunadamente, todas las plataformas de redes sociales que puedas incluir en tu estrategia, te darán grandes cantidades de información acerca del desempeño de tu estrategia, que tú después puedes analizar y entender a la perfección. Una estrategia de marketing para redes sociales se trata de conseguir información, aprender y adaptarse. ¿Cuáles de tus posteos tuvieron mejores resultados? ¿Por qué? ¿Cuáles de las conversiones que estás logrando son más importantes para tus objetivos? ¿En qué punto del viaje de tu audiencia hay un estancamiento? ¿Cuáles de las tácticas que has intentado tiene mejor retorno sobre la inversión? 

Toda esta información debería estar siempre en tu mente, siempre actualizada y siempre afectando tu próximo movimiento. Aprende más sobre tu audiencia. Encuentra errores y arréglalos. Deja de hacer lo que no funciona, y haz más de lo que sí funciona. Tu estrategia debería estar evolucionando constantemente, y la fuerza que motive esos cambios deberían ser datos analizados e interpretados intensamente. 

El marketing en redes sociales puede ser una gran herramienta. También puede ser un proceso difícil y confuso. No te podemos prometer que después de haber leído este artículo serás un experto, pero esperamos que estos tres principios básicos te den un empujón en la dirección correcta para crear una estrategia funcional que traiga verdadero valor a tu emprendimiento. 

¿Ya tienes nuestro catálogo? Déjanos tu correo y descárgalo al instante

Agenda una llamada con el equipo SHQ

Queremos ayudarte a crecer tu negocio y hacer tu operación más efectiva. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

¿Prefieres llamarnos?

¿Tienes dudas? Contáctanos