Ácido Tartárico: Todo lo que debes saber

El Ácido Tartárico es un ingrediente con grandes beneficios para el cuerpo humano. Es abundantemente utilizado para enriquecer el sabor y contenido nutricional de ciertos alimentos, así como para elaborar productos cosméticos. Si estás considerando elaborar un producto que contenga Ácido Tartárico, este texto te ayudará a entender todo lo que necesitas saber sobre su origen y sus beneficios. 

¿Qué es el Ácido Tartárico? 

El Ácido Tartárico es un ácido orgánico que pertenece a la categoría de los alfa hidroxiácidos. Se le encuentra en mayor concentración en la uva y el tamarindo, pero también está presente en los plátanos, cítricos y demás frutas. Está principalmente vinculado con la producción de vino, como un residuo natural de la fermentación de la uva. 

Químicamente, es un ácido dicarboxílico derivado del ácido succínico. Se presenta como un polvo blanco y cristalino. Se utiliza comúnmente en los sectores alimentario, farmacéutico y cosmético. 

El Ácido Tartárico en la industria alimentaria

Como ya mencionamos, hay una gran presencia de Ácido Tartárico en las uvas. Por lo tanto, es fácil extraerlo durante la producción de vino, durante el proceso de fermentación. A menudo, este ingrediente se vuelve a añadir a la bebida final, para balancear el sabor. El Ácido Tartárico sirve para añadir tonos de acidez a vinos que se consideren demasiado dulces, manteniendo un sabor agradable. Por esto mismo, el Ácido Tartárico, a menudo en combinación con el azúcar, se usa comúnmente para mejorar el sabor de refrescos, dulces, mermeladas, helados, etc. 

Además de mejorar el sabor, el Ácido Tartárico tiene varias propiedades que facilitan la producción, el mantenimiento, mejoramiento y contenido nutricional de los alimentos. Se puede utilizar como agente de fermentación junto con el bicarbonato de sodio, como regulador de la acidez, como aromatizante (afectando el olor de manera similar a como afecta el sabor), y como antioxidante, dándole un beneficio adicional a los que lo consumen. 

El Ácido Tartárico como cosmético 

El Ácido tartárico comúnmente se utiliza para la formulación de una amplia variedad de productos cosméticos, principalmente enfocados al mejoramiento de la salud de la piel. Es un ingrediente común de productos aclarantes y antimanchas, útiles para el tratamiento de discromías y melasmas. También se utiliza en productos antiacné y antiedad para tratar pieles con impurezas, obstruidas y gruesas. Se puede utilizar también como regulador del pH. 

Generalmente, el Ácido tartárico se utiliza en concentraciones de entre el 1 y el 10%. Puede ser usado solo, pero es más común su uso en combinación con otros alfa hidroxiácidos. Debido a que tiene un peso molecular elevado, consigue una absorción más gradual en la piel, y por lo tanto su acción exfoliante tiende a ser más leve y menos irritante que otros alfa hidroxiácidos. Por lo tanto, su uso es más recomendado para padecimientos de menor escala, donde el tratamiento de exfoliación  no requiera una gran irritación de la piel. 

Fuentes: 

https://www.cocinista.es/

https://magazine.x115.it/

https://www.tartaric.com/

https://www.enate.es

¿Ya tienes nuestro catálogo? Déjanos tu correo y descárgalo al instante

Agenda una llamada con el equipo SHQ

Queremos ayudarte a crecer tu negocio y hacer tu operación más efectiva. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

¿Prefieres llamarnos?

¿Tienes dudas? Contáctanos