Cómo crear una tienda en línea

El comercio en línea lleva décadas siendo una gran herramienta para empresas de cualquier tamaño de ampliar su alcance, encontrar nuevos clientes, y diversificar sus ingresos. Especialmente a partir de la pandemia por COVID-19, vender en línea se volvió una opción muy viable para muchos negocios, no sólo como una alternativa para recuperar el ingreso de ventas presenciales, sino como una gran oportunidad para aprovechar que muchas personas empezaron a experimentar con compras en línea. Hoy, más que nunca, tener una tienda virtual puede ser una poderosa dirección para explorar en tu negocio. Aquí te diremos los pasos recomendados para empezar. 

1.- Planea detalladamente 

El primer paso siempre será crear una estrategia detallada. Investiga cuál será el proceso (¡Eso es lo que estás haciendo al leer esto!) para crear tu tienda en línea, la infraestructura que necesitarás para ejecutarlo (página web, mano de obra, logística de envíos, etc.), y compáralo con los recursos que tienes disponibles. Analiza, revisa y afina todos los detalles para asegurarte de que cada paso que des sea el óptimo para tu empresa. 

2.- Haz pruebas a pequeña escala

Si tu negocio no tiene experiencia previa con el comercio en línea, hacer pequeñas pruebas es una gran idea. Esto te dará una mejor noción de las oportunidades que hay disponibles, y te ayudará a probar la infraestructura que necesitas para que tu sistema de ventas digitales funcione. También es el momento óptimo para que te des cuenta de retos o detalles que no hayas considerado en tu plan original. Una gran manera de realizar estas pruebas, es haciendo una pequeña selección de tus productos estrella (o los más sencillos de vender en línea) y vendiéndolos en plataformas como Amazon o eBay. 

3.- Crea tu tienda en línea

Esto tiende a ser un gran reto para muchas empresas. Puede ser un proceso algo largo y misterioso para los primerizos. Generalmente incluye adquirir un dominio y un servicio de hosting para tu tienda, el diseño de tu página web y su programación, con la función de tienda que debe de tener la capacidad de generar cobros en línea. Existen varias formas de hacer esto. Por ejemplo, podrías contratar a un diseñador web o una agencia que se encargue de crear una página y tienda completamente optimizadas para tus necesidades. También, si estás buscando una opción más económica y tus necesidades son sencillas, puedes utilizar plataformas como Shopify, que te permitirán hacerlo de manera fácil y sencilla. 

Nuestra recomendación para crear tu tienda online, es iniciar con un enfoque sencillo y funcional. Puede ser tentador crear una página muy llamativa, con mucha información y con miles de posibilidades para tus usuarios. Sin embargo, sobre todo en un principio, es mejor si crear una experiencia simple, que se enfoque en comunicar qué vendes de manera clara y concisa. Sobretodo, debes buscar que la experiencia de compra sea muy sencilla para tu usuario, que desde que entren sepan cómo comprar, y que este proceso requiera el menor esfuerzo posible. 

4.- Posiciona tu tienda en línea 

De nuevo, aquí hay un sinfín de estrategias que puedes ejecutar, y muchísimos expertos que se especializan en realizarlas bien. Sin embargo, hay un par de cosas que puedes empezar a hacer para posicionar tu página. La primera es promocionar tu tienda en línea en las redes sociales de tu marca, para que tus clientes actuales se enteren que ahora tienen esa opción para comprar tus productos. También te recomendamos crear un blog, donde publiques artículos que no sólo sean de alto interés para tu público meta, sino que estén relacionados con tus productos. Esto ayudará a que tu tienda reciba más tráfico, y estimulará tus ventas. Finalmente, te recomendamos iniciar una estrategia de mailings (usando herramientas como mailchimp), creando y desarrollando una base de datos, y haciendo llegar información de valor a los consumidores, incluyendo información sobre tus productos, y ocasionalmente promociones que incentiven a la compra. 

Hay miles de factores que debes considerar para crear tu tienda en línea. Encontrarás que es una gran oportunidad, y al mismo tiempo, un gran reto. Siempre te recomendaremos buscar más información, y asesorarte de expertos para dar este paso de manera óptima. Sin embargo, el punto de este texto es mostrar que en su centro, el proceso de crear una tienda en línea es posible para virtualmente cualquier persona, y que ciertamente es factible para tu empresa. 

¿Ya tienes nuestro catálogo? Déjanos tu correo y descárgalo al instante

Agenda una llamada con el equipo SHQ

Queremos ayudarte a crecer tu negocio y hacer tu operación más efectiva. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

¿Prefieres llamarnos?

¿Tienes dudas? Contáctanos