¿El e-commerce es para ti?

Si estás leyendo esto, probablemente te estás preguntando si el e-commerce es una opción viable para tu negocio. La respuesta rápida es sí. Aplicado correctamente, el comercio electrónico es una estrategia de ventas flexible, de costos escalables, que puede abrir nuevas posibilidades para casi cualquier negocio. Sin embargo, como en muchos otros aspectos de administrar una empresa, el reto está justamente en aplicarlo correctamente. Lo más probable es que el e-commerce sí sea para ti. La verdadera pregunta es, ¿es para ti en este momento? Tal vez respondiendo a algunas de las siguientes preguntas sabrás si esta estrategia es una buena idea. Aún mejor, podrás darte una buena idea de lo que necesitas para ejecutarlo correctamente. 

¿Qué tan familiarizado estás con el e-commerce? 

El e-commerce es básicamente vender tus productos en línea. Eso probablemente ya lo sabías. Sin embargo, intentar implementarlo sin entender a profundidad las implicaciones puede ser un error terminal. Necesitas entender la logística de hacer cobros en línea y enviar tus productos por paquetería. Debes saber cómo posicionar tu marca en línea, particularmente en motores de búsqueda. Hay que saber escoger entre lanzar tu propia tienda en línea y usar un intermediario como Amazon. Necesitas entender cómo cambia la relación con tus clientes cuando están comprando en línea, y cómo desarrollarla digitalmente. También es importante que entiendas lo que implica crear una experiencia de compra fácil y efectiva para optimizar tus ventas. 

Hablaremos más adelante de los requerimientos adicionales que todos estos elementos conllevan. Por ahora, el punto que estamos tratando de hacer es que el e-commerce no es tan sencillo como subir fotografías de tus productos a una página web. Existe mucho conocimiento que necesitas para poder ejecutar exitosamente una estrategia como esta. De lo contrario, podrás encontrarte perdiendo una inversión importante, que se relaciona con nuestro siguiente punto. 

¿Estás preparado para invertir en e-commerce?

Si sientes que sabes suficiente acerca de lo que involucra e-commerce, entonces sabes que puede ser una estrategia de ventas relativamente barata. Sin embargo, sí hay una inversión que debes hacer. Sobre todo, si tu estrategia estará basada en tener tu propia tienda en línea. Tu página web será la primera impresión que tus clientes tengan de tu marca. Tiene que estar desarrollada correctamente para explicar la identidad de tu empresa, lo que vende, y dar una impresión de alta calidad. Tiene que funcionar correctamente para evitar la frustración de clientes y concretar ventas. Y sobre todo, tiene que estar diseñada de forma que sea fácil de navegar e incentive compras. Por lo tanto, lo más recomendable es que inviertas los recursos necesarios para desarrollar una página y tienda en línea competente. 

Y sin embargo, esta no será la única inversión que tendrás que hacer. Para optimizar tu estrategia de e-commerce, hay toda una infraestructura de actividades que puedes aprovechar. Lograr que tu página esté optimizada orgánicamente para motores de búsqueda (SEO), y lanzar anuncios que te den exposición en las mismas (SEM) involucra recursos. También deberás considerar estrategias de redes sociales y mailing para mantener una relación activa y productiva con tus clientes. Todo esto significa una inversión significativa, que abarca más que solo dinero. Lo que nos lleva a nuestro siguiente punto. 

¿Tu equipo está listo para el e-commerce? 

Existen muchos ejemplos de empresas manejadas por una sola persona que ejecutan una estrategia de e-commerce exitosamente. Sin embargo, todas las actividades que ya mencionamos son especializadas y lleva tiempo aprender a ejecutarlas exitosamente. Además, representan sólo una fracción de lo que implica la administración de una empresa, sobre todo si ya está ejecutando otras estrategias de venta. Debes preguntarte si el equipo de tu empresa (sin importar la cantidad de colaboradores) tiene fortalezas que faciliten la implementación de e-commerce. O en todo caso, si tu equipo está preparado para crecer en esa dirección. Tener personal capacitado y enfocado en ejecutar una estrategia de e-commerce vale mucho la pena si sientes que tu empresa está preparada para ejecutarlo. 

Nuevamente reiteramos que el e-commerce probablemente es para ti. Es una estrategia que puede beneficiar a casi cualquier marca. Si tu empresa no está lista para el e-commerce en este momento, te recomendamos que tomes pasos para estarlo. El propósito de este artículo no es desalentar a nadie de aprovechar las ventas en línea. Más bien se trata de crear un panorama real acerca de lo que implica su correcta ejecución. Si entiendes lo que implica, estás preparado para la inversión necesaria, y tu equipo está preparado, el e-commerce puede ser una poderosa herramienta. 

¿Ya tienes nuestro catálogo? Déjanos tu correo y descárgalo al instante

Agenda una llamada con el equipo SHQ

Queremos ayudarte a crecer tu negocio y hacer tu operación más efectiva. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

¿Prefieres llamarnos?

¿Tienes dudas? Contáctanos