Vitamina B5: Todo lo que debes saber

La vitamina B5, también llamada ácido pantoténico, es una sustancia vital para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Tiene funciones específicas en procesos de metabolismo, sistema inmune y reparación de tejidos, entre otros. Para ejecutar todas estas funciones correctamente, un adulto requiere alrededor de 6 miligramos de vitamina B5 al día, que principalmente se obtiene de ciertos alimentos. 

En su estado más puro, la vitamina B5 es una sustancia viscosa de color amarillo, que se puede disolver en agua. Sin embargo, es tal vez más común encontrarla en su forma comercial, pantotenato de calcio, que tiene un color blanco cristalino, y es completamente inodoro.

¿Para qué sirve la vitamina B5?

Como ya mencionamos, el ácido pantoténico es una molécula que participa en varias funciones del cuerpo humano. Tal vez, la propiedad más representativa de la vitamina B5 es que ayuda a convertir los alimentos en energía. Es particularmente importante para la fabricación y descomposición de grasas en nuestro cuerpo, que son una poderosa fuente de energía, entre otras cosas .

La vitamina B5 también es de gran importancia para el correcto funcionamiento de las glándulas suprarrenales. Estas están encargadas de producir hormonas fundamentales para la vida, y en particular utilizan el ácido pantoténico para producir cortisol, que es una hormona de respuesta al estrés. 

Además de lo ya mencionado, hay una variedad de procesos en los que nuestro cuerpo utiliza esta vitamina. Ayuda a combatir migrañas, al igual que ciertos problemas de la piel. Ayuda a equilibrar nuestros niveles de colesterol, y promueve la correcta absorción de hierro. También puede ayudar en el fortalecimiento y correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune, y ha sido asociada a una mayor producción de anticuerpos.

¿Qué pasa si sufrimos una deficiencia de vitamina B5?

¿Qué puede pasar si no consumimos suficiente ácido pantoténico? En caso de una insuficiencia de baja gravedad, podemos experimentar síntomas como fatiga, dolores de cabeza e insomnio, en ocasiones llegando hasta vómito y problemas intestinales. En casos más graves de insuficiencia podemos experimentar síntomas más severos, como un mal rendimiento renal, artritis y variaciones en la sensibilidad a la insulina. 

Estos síntomas, en conjunto con todas las funciones que la vitamina B5 ayuda a desempeñar en nuestro cuerpo, son una razón muy clara para que cualquier persona desee recibir el mínimo necesario de esta molécula. Por otro lado, hasta ahora no se han confirmado síntomas graves ligados a un exceso plausible del ácido pantoténico.

¿Qué alimentos contienen vitamina B5?

La mayoría de las personas obtienen el ácido pantoténico de su dieta. Alimentos como el huevo, lácteos (particularmente el queso), el hígado de pollo y de ternera, el salmón, el aguacate, el tomate seco y varios cereales son ricos en vitamina B5. Es relativamente sencillo conseguir los requerimientos de esta molécula con estos alimentos.

Sin embargo, hay algunas situaciones en las que un individuo podría requerir suplementos. Por ejemplo, hay algunas condiciones de salud que pueden causar deficiencias en el aprovechamiento del ácido pantoténico. También algunas personas pueden tener algunas restricciones alimenticias que causen un consumo reducido de la vitamina. En estos casos sí podría ser recomendable el uso de complementos vitamínicos, o hasta pantotenato de calcio que directamente contiene vitamina B5. 

Cotiza con SHQ los mejores suplementos y vitaminas para tu negocio. Te conseguimos el producto que necesites al mejor precio y con un excelente servicio.

¿Ya tienes nuestro catálogo? Déjanos tu correo y descárgalo al instante

Agenda una llamada con el equipo SHQ

Queremos ayudarte a crecer tu negocio y hacer tu operación más efectiva. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

¿Prefieres llamarnos?

¿Tienes dudas? Contáctanos