Hongos para la salud; beneficio seguro.

¿Sabías que en Asia a los hongos en conjunto se les conoce como ling zhi?

Existe mucha información que, además de ser interesante, resulta útil para el ser humano.

Hay muchos datos que quizás no conozcamos sobre los beneficios de los hongos pero, es necesario recordar su importancia en el área médica; por eso, en SHQ, queremos presentarte e instruirte sobre algunos ejemplos de estos, así como su relevancia en la historia y en la cultura popular.

Los hongos, desde hace miles de años, han formado parte de las recetas, tanto culinarias como de salud, en las comunidades de todo el mundo. Por ejemplo, en el occidente, ocurrió su primera clasificación en 1928 tras el descubrimiento de la penicilina por el científico británico Alexander Fleming (1881-1955), la cual fue descubierta a partir del hongo penicillum notatum. Sin embargo, para ese entonces, en el oriente ya formaban parte de sus tradiciones y estilo de vida.

Es importante reconocer que, a pesar de los avances tecnológicos en la medicina han crecido exponencialmente, hay algunos elementos en la naturaleza que potencializan este desarrollo. Muchos de los hongos que leerás, se pueden encontrar en farmacias, o a través de compras en línea y sus beneficios resultan alucinantes, comprobando así, su eficacia.

¿Cuáles son estos hongos y cómo benefician a la salud?

  • Melena de León: Con la forma de un pompón blanco, esta especie conocida en Japón como Yamabushitake, posee grandes ventajas que ayudan al sistema digestivo, aunque también es utilizada para combatir enfermedades neuronales como la demencia y la pérdida de memoria gracias a su efecto regenerativo. Este hongo también ayuda a recuperar la microbiota (microorganismos localizados en distintas partes del cuerpo humano que, mediante su interacción, producen energía y vitaminas, así como absorber el calcio y hierro del colon).
  • Hongo del Sol: Proveniente de Brasil, este hongo demostró tener propiedades que mejoran al sistema inmunológico tras el descubrimiento de científicos japoneses quienes estudiaron a la población de esta región al percatarse de que su salud se mantenía estable. Tras realizar algunos estudios en la alimentación de aquellos, se dieron cuenta de su eficacia. Además, puede ser utilizado para tratar problemas de asma, alergias al polen, como sustento para tratamientos contra el cáncer y, actualmente, se están estudiando sus beneficios para tratar la diabetes tipo II.
  • Shiitake: De origen japonés, el también conocido como hongo del árbol shii, es una seta que se utiliza comúnmente en la cocina asiática debido a su alto contenido de fibra que mejora el proceso digestivo; a su vez, contiene antioxidantes que retrasan el envejecimiento y aminoácidos que actúan como anticancerígenos. Todas estas aportaciones lo hacen un elemento regular en la alimentación no sólo en el oriente, pues en América se ha frecuentado cada vez más. 
  • Reishi: Este hongo, también llamado la seta de los 10,000 años, ha demostrado su capacidad de aumentar y potencializar la eficacia de las células inmunitarias T, las cuales combaten a las células cancerígenas. Además de esta importante aportación, también funciona para reducir la fatiga, activa la circulación, lo cual ayuda a reducir las enfermedades cognitivas. Sin mencionar que mejora el estado de alerta y regula al sistema digestivo. Si esto no fuera suficiente, también se ha demostrado su capacidad para tratar pacientes con enfermedades como gota o artritis.
    Se cree que esta seta incrementa la longevidad y, sin duda, esta creencia es muy válida debido a las vastas propiedades mencionadas que posee.
  • Cola de Pavo: Así como algunos de los ya mencionados previamente, el coriolus versicolor previene la pérdida de memoria, además de que sus extractos son utilizados en Japón desde los años 80 para tratar el cáncer.
    Su consumo directo no es recomendable debido a su textura, pero sí es utilizado a través de infusiones.
    Durante los últimos años, se ha estudiado para descubrir si, al ser manipulado, puede ser utilizado para combatir el Alzheimer.
  • Cordyceps: Este curioso tipo de fungi ha demostrado traer beneficios para reducir la fatiga, aumentar el rendimiento deportivo y, al ser un vigorizante natural, se considera un afrodisiaco.
    Debido al complejo ciclo vital que lleva a cabo para producirse, es un bien caro y escaso; por ello, durante los últimos años, se ha desarrollado una especie similar a la que crece de forma natural en las altas mesetas del Himalaya. 

Estos ejemplos dejan en claro cuán esenciales son los productos que nos otorga la naturaleza y lo mucho que tenemos que apreciarlos.

Además, podemos considerar las inmensas posibilidades que pueden desarrollarse en el futuro, es decir, si esto es lo que se ha descubierto hasta ahora, es probable que existan miles de beneficios más en el futuro. Es una ventana abierta para el crecimiento del sector salud en todo el mundo.
En SHQ, nos queda claro que esta información no sólo debe funcionar para enseñarnos más sobre las distintas especies que habitan en cada rincón del mundo y sus grandiosas propiedades, también debe ayudarnos a crear conciencia sobre la importancia y la urgencia de tomar acción frente al cambio climático y la deterioración del medio ambiente.

No sólo se trata de informar, también queremos generar una reflexión sobre las condiciones actuales.

Le debemos todo a la Tierra, aún estamos a tiempo de darle las gracias mediante acciones que generen el cambio para que, de este modo, podamos seguir disfrutando de sus constantes regalos.

Nuestro planeta nos brinda miles de opciones para mejorar nuestra calidad de vida, es tiempo de devolverle el favor. 

¿Ya tienes nuestro catálogo? Déjanos tu correo y descárgalo al instante

Agenda una llamada con el equipo SHQ

Queremos ayudarte a crecer tu negocio y hacer tu operación más efectiva. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

¿Prefieres llamarnos?

¿Tienes dudas? Contáctanos